Skip to content

>soledades

26/03/2008

>Ahora que mueren los grandes y todo se vuelve pequeño, me quedo pensando un rato en esa generación que queda ya casi por completo hecha ceniza. La crueldad del tiempo es mayor cuando se conocen las miserias del presente, la prodigalidad de parásitos y falsarios.
Provoca vértigo adentrarse en la obra de Azcona, aposentar la mirada en los nombres de los gigantes ya caídos en la poza de la muerte con quiénes trabajó y en los hombres solos que frecuentan sus agrios mundos. Espejo de una sociedad asfixiante llena de trampas para la libertad del individuo y sus deseos.
Habré de seguir asistiendo a sus ceremonias, como un parroquiano más de esas soledades misantrópicas. Qué remedio me queda, entre tanto excremento izquierdoso, tanto pseudo-artista social, tanta basura. Que aquí no queda nadie que tenga los cojones de mirar de frente a España y decir lo que ve y lo que oye sin pensar en sus bolsillos y en la plaza del aparcamiento. ¿A dónde fueron los nietos del Disparate, los hijos del Esperpento? A algún lugar donde todavía queden hombres.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: