Skip to content

>rumor de manantial

25/03/2008

>
Renace el sol entre los muros y recovecos del patio sobre el que se descuelga la menta. Anoche recogí la colada antes de acostarme, el viento frío la había secado por completo y hube de derramarla encima de las coloridas cajas del dormitorio.
No vi luna, era un canto la negra opacidad de ese cielo profundo que debe de conducir a alguna parte. He dormido entre dos mundos, a orillas de una corporeidad caliente que me ha acogido sigilosa y perfumada, sonámbula en ti, despierta en el crepitar de mi tallo creciente. Honda en el sueño, concreta en la penumbra de la duermevela.
Ensalada de algas, sopita caliente, atún, salmón, California… Aprovecho el tirón para invitar a una pareja de amigos a comer el próximo domingo, que así encontrarán el piso medio adecentado y ya tenía ganas de volver a verlos.
Fulci sigue perpetrando pequeños destrozos. Luego se arrincona y me mira con ojos inocentes, pero ya no me los creo, es un jibarito cabroncete peso pluma.
Escucho esto y aquello, desatiendo el teléfono, dulcifico mis formas. Me apetece la fruta de pulpa mordiente, el rumor de manantiales íntimos y una única sonrisa. Escribiré un poco, escribiré siempre.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: