Skip to content

>Pedrito me chifla

23/01/2008

>
Maggie se burla de mi, dice que estoy enamorado del gato. Total, porque lo apachurro, le estampo una ristra interminable de besos y le pregunto: “¿Tú no me dejarás nunca, verdad, Fulcito?” Y le respondo que no, que esto no es más que una mejoría, que antes hablaba solo y ahora, al menos, charlo con el bicho, ya hay alguien al otro lado.
Hay cosas que le digo al gato que jamás le diría a una mujer y viceversa. Y ésta, creo, es una de ellas.
Tener un invitado es bueno para la salud, contribuye a repartir mejor la ración de mordiscos y arañazos. El dorso de mi mano empieza a parecer normal. Fulci y Maggie hacen buenas migas, empiezo a ponerme celoso. Gñ. Aunque no puedo quejarme, con ella vino de México un nuevo amigo, el muñecote del inconmensurable San Pedro Infante ataviado humildemente con las galas arrabaleras de Pepe el Toro. Pedrito me chifla cada día cuando le oprimo el ombligo. Cosa fina.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: