Skip to content

>no va más

25/10/2007

>
Quería dejarlo. El blog, digo. Pero ni modo. Apagué los dos anteriores, fue todo cuanto pude destejer de una sola tacada nocturna y roja. Rojo todo, roja mi vida en el anzuelo del yo, en la poza de la falta de discernimiento. Vista la ausencia de determinación, me propuse, al menos, dejar de escribir por un tiempo, meterme en la cama sin descarriar una sola letra más. Pero la letra tira de mi como ese lastre de pianos, curas y burros putrefactos de las películas surrealistas. Qué debilidad la mía, qué poca vergüenza.
Escribir así, ¿para qué? A veces creo que sólo escupo veneno, náusea. Si escribo es porque leo, si no leyera, no escribiría. Eso me digo y debe de ser mentira. En el espejo del estanco, una estudiante era incapaz de plegar su paraguas y mi jersey pertenecía a un reflejo brillante rodeado de mecheros en exposición. El andamio de los colores, espejismo plano de una vida irrelevante, del otro lado. Basta de metáforas, niño, el caballo tiene rota una pata, ya sabes lo qué hay que hacer. Hazlo y vete lejos, más allá de todo lo de antes.
.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: