Skip to content

>los trabajos nocturnos

12/10/2007

>
Hay gente a la que sólo se la puede ver de noche y Block lo sabe. Ahora lo sabe, antes tal vez no.
Lo quieran o no, los planos, las estrategias, los recorridos son distintos. Lo orgánico, la inmanencia de las texturas se impone, la atmósfera llega a un punto del ser que ya apenas hoy se encuentra. Ni los objetivos, ni los filtros técnicos permiten acceder a ese estatuto liminar.
Me entretuve casi un par de horas en seguir esos pasos, esas piernas. Casi olí el asfalto y las veredas mojadas de la América más europea. Fachadas y rejas que emanan un aura decimonónica. Un renglón retorcido de putas muertas a orillas del gran Mississippi deja al capitán Block desconcertado y desconectado. Mientras él se despoja de la corbata, sus hijas quedan al cuidado de la vecina judía. Alunado, deambula entre rubias rameras aceitadas y tatuadas, ronda meretrices que ya no pueden ser lolitas y que, sin embargo, chupan polos y se mandas esposar antes del fluir de los humores.
Un despegue violento de palomas al principio y el brazo amputado del estrangulador al final. De las calles a los raíles, de la noche a la noche, con todos sus trabajos.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: