Skip to content

>jardín

28/09/2007

>
Pronto estará aquí la fea luz de octubre, que nos caerá encima como un camisón de lepra, cuarteando el espacio, oxidando anclajes, coartando inseguros refugios. Y prefiero no salir de mi mismo, confundiendo mi cuerpo con agosto, mantenerme en mi calor, aunque sea a costa de un incendio insoluble en la noche que se comba y separa del sentido inmediato de las cosas, como si al paraguas del mundo se le fueran quebrando, una a una, las varillas y la nada nos ahogara, maternal, en su añorado silencio.
.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: