Skip to content

>consoli da sempre il viandante

24/09/2007

>
Acabo de quedar en lo esquinado de este día indeciso, para que me pasen en mano, como una droga, lo nuevo de Battiato, prolegómeno de la efervescencia que ha de llegar el jueves. Y mi felicidad es eléctrica, de carne, hueso y maravilla.
Vuelvo a mantener un cierto, intrépido, equilibrio vital sobre ese mugriento vacío que nos conduce del pavor a la muerte.
El pan –amigos- caliente, humeante, respira su aroma junto a la taza que ofrece un pozo oscuro de café donde ahogar cualquier lamento. Invento, despacito, un oasis fragante de urgente primavera.
.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: