Skip to content

>nuevo hola

26/08/2007

>
Esto ya empieza a parecerse a una casa, aunque todavía faltan algunos elementos fundamentales, como el armario de la cocina y el del dormitorio. Aposentarse será tarea de días, lo que tarda uno en sentirse parte de algo.
Esta conexión temblequea, va y viene, como anguila en mano inexperta, de su vaivén depende que consiga colgar el post que debe inaugurar esta nueva etapa.
La mañana del jueves, durante cuatro horas, llevamos a cabo el grueso de la mudanza. Después me la pasé colocando estantes, haciendo la cama… La suerte es que no faltan los amigos que ayudan a montar, limpiar y ordenar. Hoy traje los licores, vasos, platos y otros trastos de cocina que quedaron rezagados por falta de cajas protectoras. Me olvidé el Judas diablillo, por miedo a que se le descanten los cuernitos, pero iré a por él este martes.
Ayer tendí la primera colada y tome la primera cena digna de llevar este nombre. La preparó una amiga que trajo una botella de tinto que se alargo hasta la madrugada. Escuchamos buena música, discurrimos y discutimos. Abajo, la famlia caribeña formaba tremenda algarabía. Supongo que se reunirán todos los fines de semana. Antes, al atardecer, un chavalín se había quedado solo en el patio, junto al naranja de las seis bombonas y la barbacoa apagada, cantando una letra de perreo muy sentida. El corazón es simiente.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: