Skip to content

>empequeñecimiento progresivo

22/08/2007

>
Esto no termina nunca. Tengo la casa desmantelada, patas arriba y aún quedan muebles y material que habilitar para el traslado. Hasta ahora he controlado el estrés, pero llega un punto en que se te van las cosas de las manos y se abren dos opciones: tratar de controlar los imponderables o pasar, que es lo que llevo haciendo unos meses con cierta tranquilidad del ánimo.
Escribo estas líneas, corto y pego. Y, a continuación empaqueto el ordenador y la impresora. Último post escrito en este piso, baile de trompetas, sedas negras. Todo en medio del cuarto menguante.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: