Skip to content

>las ratas que abandonan el barco

13/08/2007

>
Los primeros en mudarse han sido los libros, algunos discos compactos, muñecotes, recuerdos, juguetitos. Se hace raro ver los estantes desnudos y quedarse uno aquí, sólo con cuatro diccionarios y la bibliografía de campaña para el documental.
Resta un puñado de papeles más, básicamente documentos, y, luego, todo lo de la cocina y el dormitorio.
De afuera llega un delicioso aroma a barbacoa que se da de bofetadas con mi cena a base de fruta (melocotón y ciruela negra) y se oyen aún algunos pajarillos, ladridos de perro, fragor de coches.
Todo esto cambiará en el nuevo piso. Todo será, cómo decirlo, más urbanita.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: