Skip to content

>tarde de trabajo

17/05/2007

>
Primero comemos en un bar gallego, uno de los escasos reductos populares que quedan en el maltrecho corazón de esta ciudad superpoblada por quimeras diseñadas a medida de los ojos extranjeros. Menú casero, sabroso y a un precio más que razonable.
Luego atravesamos las Ramblas por cuestión de unos papeles que hay que entregar a alguien. Me entretengo husmeando aparadores: ropa, zapatos, complementos. Turistas a pie y en bicicleta, faldas pequeñas y mochilas enormes.
Ya en el piso, con dos tazas de café sobre el taburete y una docena de melindros para acompañar, emprendemos nuestra segunda sesión dedicada a terminar de perfilar al protagonista. El avance puede parecer lento, pero creo que damos pasos lo suficientemente firmes como par asentar una base sólida y motriz. Estamos preñando el proyecto y me gusta: promete esfuerzo creativo, pero también diversión. Si todo va bien, se convertirá en la espina dorsal de mi trabajo durante los próximos meses. Tal vez no hayan vacaciones estivales pero lo pasaré bien metido en estas lides.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: