Skip to content

>little terrorist

30/10/2005

>
La niña de las trencitas tendrá a lo sumo nueve años. Se sube a los trenes con su patinete metálico. Lo lleva a todas partes y si hay un asiento libre y le apetece sentarse, pide a los viajeros, con mucha educación, que le dejen pasar. Estos se levantan y ella maniobra para sentarse junto a la ventana con el manillar del patinete entre las rodillas. Tiene una manera muy simpática de mirar la niña de las trencitas. Viste uniforme escolar y carga una mochilita a la espalda en la que seguramente trajina las tareas escolares. Cuando todos miran a otro lado, ella deja caer una bomba fétida y solicita que la dejen salir de la zona de asientos. La rueda del patinete quiebra el vidrio, el líquido pestilente se eleva en el aire mientras ella se aleja y busca un nuevo rincón donde hacer de las suyas.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: