Skip to content

la zoofilia dominante

26/04/2016

Goya Romeroa_-_Portrait_of_the_Matador_Pedro_Romero_-_Google_Art_Project

 

Ignorancia, estulticia, fanatismo y atrevimiento conforman un combinado mucho más lesivo que aquel otro bautizado con nombre de comisario soviético. Hay que ser ignaro o muy mala persona para ir proclamando por ahí que Goya –partidario y colosal divulgador de la tradición taurina- era contrario a la práctica de la tauromaquia o pretender que dio un giro a su parecer de toda la vida, esgrimiendo argumentos de pizarrín cagolero que harían palidecer a cualquier cagallón pétreo defenestrado en idea. Hay gentuza que se enchufa a la mamella biempensante con la dignidad de un funcionario de prisiones siberiano, mentirosos compulsivos de la memez izquierdosa vegana animalista que han hecho de la moral patraña y poltrona para acrecentar su desvergüenza y dineros. Desde lejos se huele la carroña.

HOY: SADE

07/04/2016

invitacion Sade Barcelona

Esta tarde, a las ocho menos cuarto, me reencuentro con Nico y su dulce conejito blanco. Hace ya dos largos años, me invitaron a participar en un libro que conmemoraba el bicentenario de la muerte del marqués de Sade y accedí, enviando las aventuras del Conejo 23 o los desvelos de una muchacha por su aterciopelado compañerito de juegos.

Pasado todo este tiempo y al calor de otra onomástica menos redonda, llega a Barcelona Tras la huella de Sade que, además de versos, ficciones e imaginería visual, incorpora ensayos sobre el maestro que ha cautivado mentes tan preclaras como las de Buñuel, Topor, Pasolini o Gonzalo Suárez.

Así pues, Sade nos convoca esta tarde, a las 19:45h, en la librería Loring Art de Barcelona, situada en la calle Gravina, 8, junto a Metro Universitat, en pleno corazón de Barcelona. Bajo el amparo de la rubia cerveza, os esperaremos el editor junto a varios autores y artistas. Llegad ufanos, mostrando vuestras laceradas posaderas. Un héroe nos llama y la llama es incendio.

lanza

24/01/2016

crip

 

El lobo merodea el paraje que habita el cordero, el cordero vive donde crece hierba y el hombre, que es lobo con piel de cordero, medra solamente donde abunda la mierda. Anda derechito, no tuerzas el gesto, baja la escalera y súbete al metro, ventanas y luces, pitidos, silencios, ruge la mañana, aúllan los hierros. Humo, carne rota, fuego del infierno. Hace más calor cada nuevo invierno. El lobo merodea, devora al cordero, y el hombre transforma en purísima mierda todos sus deseos.

cantos espirituales

24/12/2015

guitarcoeur

 

Alta, delgada y con gorrito se planta en mitad del vagón con la guitarra cruzada sobre el vientre. Rasguea una cascada de idénticos acordes, abriendo lentamente el grifo de su voz aguda y melodiosa, que va ganando intensidad sin atravesar líneas de estridencia.

El amor de Pachamama ha entrado en mi cuerpo. Pachamamita me dice que somos sólo uno…

El tren toma varias curvas, acelera y aminora, pero su cuerpo apenas fluctúa de rodillas para arriba, con los pies fijos en el suelo. Cuando termina nadie aplaude.

– Gracias, unas monedas si pueden…

la broma electoral

21/12/2015

democratik

 

Un tipo llama a tu puerta y te endosa una notificación de la junta electoral en la que te condenan a presidir una mesa el día de las elecciones. Sólo te indican que debes personarte en el local designado a las ocho de la mañana. Nadie da señales de vida, hasta dos días antes de la fecha en cuestión no recibes el Manual para los miembros de las mesas electorales. Aunque ya te lo has descargado de internet, no te das por aludido, le tienes el mismo respeto a las instituciones que el que ellas te guardan.

En el manual se indica que debemos comprobar el material electoral, pero los responsables de la administración dicen que ya lo han comprobado ellos y, con el poco tiempo de que disponemos, sólo podemos corroborar que nos han entregado la documentación necesaria y “precintar” las urnas con cuatro pegatinas de fácil despegue y repegue.

Se señala que “el acto de votar es personal e intransferible, por lo que el elector no puede ser representado por otra persona”, pero se deja introducir el voto a los niños –teniendo incluso más de un sobre de cada en las manos- y, si delatas la ilegalidad, te miran como a un ogro. En los ratos muertos –cuando se está jugando la final del mundial de clubs o a la hora de la siesta- se empiezan a rellenar las actas, dejando en blanco los resultados, porque aquí lo importante es darle carnaza a los apoderados y los periodistas e irte a cenar lo antes que puedas.

Así que, cuando se dan por cerradas las votaciones, todos se abalanzan sobre la primera urna y empiezan a abrir sobres. Cuando le recuerdas a los representantes de la administración que “abierta la urna, la Presidencia de la Mesa extraerá, uno a uno, los sobres, los abrirá y leerá las papeletas en voz alta”, etcétera, etcétera, te miran como si fueras gilipollas, cachondeándose y siguen abriendo los sobres y apilándolos a su rollo. Tanto en las elecciones del congreso como en las del senado. Apremian a rellenar las primeras actas, las cogen y salen pitando para proporcionar los datos a sus superiores –hay que medrar-. Así que uno va tan lento como puede, para devolver la pelota, y hasta escribe con su letra, que es fea y difícilmente inteligible. ¿Para qué más esfuerzo?

Al final, después de diversas situaciones propias de esta tierra de calamidades, se llenan los tres sobres finales a la desesperada, y aunque el manual indica claramente, entre otras muchas cosas, que “las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad acompañarán y, si fuera preciso, facilitarán el desplazamiento” del presidente a los Juzgados para llevar los dos primero sobres, mientras que uno de los vocales “debe permanecer en el local electoral hasta que se efectúe la entrega del número 3 al empleado o empleada del servicio de correos, que firmará el correspondiente recibo”; mientras firmamos las solapas de los tres sobres, los representantes de la administración desparecen, gritando que, como los de correos no van a venir, lleve yo solito los tres sobres al Juzgado.

Así que nos quedamos con la sola compañía del personal de limpieza. No tendrán excesivo trabajo, los avispados han hecho acopio de todo el material de oficina. Cojo los tres sobres y los recibos, salgo del local y pienso si tirarlos al lago que pilla de camino o defecar copiosamente encima de ellos. La tentación es grande. Pero los entrego mansamente a una panda de funcionarios bien alimentados y vuelvo a casa pensando que, en España, el proceso electoral, como la democracia en general, es una broma de mal gusto.

romanç patriòtic

16/12/2015

magranetis

 

Eres al mig del camí,

oberta com una magrana,

et vaig tocar el virolai,

vam ballar una sardana

i els saltirons dels teus pits

ens van fer tornar la gana.

 

Vaig tastar un bon figot,

tu la crema catalana

i aromes de Montserrat

que del meu cau foll emanen,

perfumant-te el bacallà

amb alegria gitana.

 

Ara tenim dos fills

i un casal a la muntanya,

principals del Principat,

enxanetes de la flama,

el ramat va ben lligat

amb l’esquella estelada.

la señora de las iglesias

10/12/2015

sixtine

 

Según eso que llaman currículum, hoy se tercia abordar el análisis de imágenes. En el preámbulo advierto que siempre es importante determinar si la imagen que se contempla es la original o una copia y, en el segundo caso, discernir si se trata de una reproducción de la obra completa o sólo de un fragmento. Para ilustrarlo, me da por proyectar una fotografía de la Madonna Sixtina de Rafael y pregunto a los alumnos qué figuras o elementos del lienzo les llaman más la atención.

Mi propósito, por supuesto, es que señalen los angelotes de la parte inferior del cuadro que, siendo elementos marginales en el óleo original, han sido mil veces reproducidos de manera independiente en camisetas, posters, cajas… La proyección se alarga unos segundos sin que se oiga un murmullo.

– ¿No hay nada en este cuadro que os resulte familiar? Algo que ya hayáis visto antes…

Una muchacha alza la mano, señala a la virgen y responde:

– Esa señora está en las iglesias.

Tras la impresión, cuando señalo los ángeles, esboza una sonrisa y confiesa que tiene en casa un estuche con su imagen. La compañera de al lado tiene una almohada y el de atrás le ha visto una blusa a su madre. Demasiados ángeles para tan pocas vírgenes.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.